El cannabis ha sido utilizado por diversas culturas a lo largo de la historia por sus propiedades medicinales. A pesar de la polémica y regulaciones en torno a su uso, la ciencia ha demostrado que el cannabis puede ser beneficioso en el tratamiento de una variedad de afecciones. En este artículo, exploraremos cómo se utiliza el cannabis en la medicina, qué enfermedades se tratan con aceite de cannabis y cuántas gotas se recomiendan para el dolor.

¿Cómo se utiliza el cannabis en la medicina?

El uso medicinal del cannabis no es simplemente fumar la planta. De hecho, hay múltiples formas en que el cannabis se administra para propósitos medicinales:

  • Fumado o vaporizado

Estas son las formas más conocidas de consumir cannabis. Al fumar o vaporizar, los compuestos activos se inhalan directamente, lo que proporciona un alivio rápido. Esto es especialmente útil para afecciones como el dolor crónico o las náuseas.

  • Aceites y tinturas

Los aceites de cannabis se pueden tomar por vía oral o aplicar tópicamente. Las tinturas son soluciones a base de alcohol que contienen compuestos activos del cannabis.

  • Comestibles

Estos son alimentos que contienen cannabis, como galletas o brownies. Los efectos tardan más en aparecer en comparación con fumar, pero suelen ser más duraderos.

  • Cápsulas

Contienen dosis medidas de cannabis, lo que permite un control preciso de la ingesta.

  • Aplicaciones tópicas

Cremas y bálsamos que se aplican directamente sobre la piel, útiles para afecciones cutáneas o dolores musculares.

¿Qué enfermedades se tratan con aceite de cannabis?

El aceite de cannabis ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de una serie de afecciones, entre las que se incluyen:

  • Dolor crónico

El cannabis tiene propiedades analgésicas, lo que lo hace útil para tratar dolores persistentes.

  • Esclerosis múltiple

Algunos pacientes reportan una disminución en los espasmos musculares y el dolor.

  • Epilepsia

Existen evidencias de que ciertos compuestos del cannabis pueden reducir la frecuencia y gravedad de las convulsiones.

  • Náuseas y vómitos asociados con quimioterapia

El cannabis puede ser efectivo en aliviar estos efectos secundarios.

  • Enfermedades inflamatorias intestinales

Algunos pacientes experimentan reducción en los síntomas y la inflamación.

  • Trastornos del sueño

El cannabis puede ayudar a inducir el sueño y mejorar su calidad.

  • Ansiedad y depresión

En algunas personas, el aceite de cannabis puede actuar como un ansiolítico o antidepresivo.

¿Cuántas gotas de aceite de cannabis se toma para el dolor?

La dosificación del aceite de cannabis varía según el paciente, el tipo de dolor y la concentración del producto. Es esencial comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente hasta encontrar el nivel adecuado para el alivio del dolor.

  • Comenzar con una dosis baja

Por lo general, se recomienda empezar con 1-2 gotas, dependiendo de la concentración del aceite.

  • Aumentar gradualmente

Si no se siente alivio después de 30-60 minutos, puede considerar aumentar la dosis en una gota adicional.

  • Consultar a un especialista

Es esencial hablar con un médico o especialista en cannabis antes de empezar cualquier tratamiento. Ellos pueden proporcionar una recomendación de dosificación específica según las necesidades del paciente.

El cannabis medicinal ofrece una variedad de beneficios para tratar diversas afecciones. Aunque aún es objeto de investigaciones y debates, es indiscutible que ha mejorado la calidad de vida de muchos pacientes. Siempre es esencial proceder con precaución, investigar y consultar a profesionales antes de iniciar cualquier terapia con cannabis.

Deja un comentario

es_ESES_ES