Guía de riego para tu cultivo de cannabis

riego de una planta de cannabis

El regado es un proceso fundamental en el cultivo de cannabis y un mal riego es la principal causa de los problemas de salud de nuestra planta, ¿lo sabías?

En la guía de hoy les contamos todos los secretos para que mantengáis su cultivo de cannabis fuerte y saludable con un riego eficaz. 

 

¿Cuándo y cómo regar tus plantas de cannabis?

Seguramente estaréis pensando que regar plantas no tiene nada de complicado, pues dejenme decirles que la mayoría de los cultivadores novatos cometen errores en el riego traduciéndose en problemas de salud para sus plantas! Por más que sea un proceso básico del cultivo de cannabis, es una parte fundamental y que se debe hacer de forma correcta. 

Nos encantaría poder decirles exactamente cuándo regar las plantas y cuánta agua darles, pero es muy relativo a nuestro cultivo.

Las plantas de marihuana están compuestas principalmente por agua, hasta un 80 o 90% es H20, lo que significa que dependen mucho del riego para realizar todas sus funciones, como la fotosíntesis. Por lo tanto, si una planta de cannabis no se riega de forma frecuente, se marchita y muere muy rápido.

Para tener una idea general de cuánta agua darle a tus plantas, el resultado que arroja una encuesta a cultivadores profesionales, dice que el promedio de agua para una planta es de 4,5 lt por cada 500 gramos de cogollos post cosecha. 

Si es la primera vez que cultiváis una cepa, es difícil saber cuánto arrojará tu planta una vez cosechada. En estos casos, lo ideal es hacer un seguimiento de la planta día a día e ir viendo como evoluciona, pero sumado a esto les dejamos algunos datos que seguramente les sirva.

 

Distintas etapas de nuestra planta

Las primeras semanas de la planta, recomendamos utilizar un pulverizador para regar, de forma que evitamos doblar el tallo o las ramas en esta etapa tan delicada de la planta. Lo ideal es pulverizar entre 2 a 3 veces por día y siempre esperar a que la planta haya absorbido el agua antes de volver a pulverizar.

Luego, una vez que la planta ya es adulta, cambiar al riego y hacerlo siempre que notemos el sustrato o la tierra seca. Si los primeros 3 cm de tierra están secos, significa que es hora de regarla. Siguiendo esta regla es muy probable que te encuentres regando tus plantas una vez al día o una vez cada pocos días.

Otro punto a tener en cuenta es la tierra que estamos utilizando. Una tierra más densa, retendrá la humedad por más tiempo y habrá que regarla menos que una tierra más liviana, por ejemplo. También es importante que si la planta la tenemos en un recipiente, como una maceta, esta tenga agujeros en el fondo para poder evacuar el exceso de agua y así evitar que se formen plagas y hongos por exceso de humedad.

Una buena forma para saber si el agua que le echas a la planta drena bien o no, es fijarnos cuanto tarda la tierra en absorber el agua que le echamos. Si luego de 3 o 4 minutos aún hay agua o si luego de 3 días sin regar notas la tierra húmeda, significa que no está drenando bien.

Muchas veces los efectos de falta o exceso de agua aparecen varios días después, por lo que siempre es bueno estar atento a estos detalles.

 

El tamaño importa…

Otro punto importante para determinar cuánta agua darle a tu planta es el tamaño de la maceta. Lo ideal es comenzar con una maceta pequeña e ir cambiando de maceta a medida que la planta crezca. 

Una maceta muy grande en las primeras semanas puede llevarnos a ahogar la planta. Por otro lado, una maceta demasiado pequeña para una planta ya adulta, la deja sin espacio para que sus raíces crezcan y puede hacer que se anuden y enreden, lo que perjudica el crecimiento de nuestra planta.

Para finalizar, el último tip de la nota de hoy es la siguiente: cuando se trata del cannabis, siempre es mejor regarla poco que regarla de más. Si le falta un poco de agua, la planta se recuperará rápido una vez que le demos, pero si le estamos dando un exceso de agua nos matará la planta poco a poco. 

Y tú… ¿Tienes algún tip para el cultivo de cannabis? ¡Te leemos en los comentarios!

Deja un comentario

es_ES