Créditos de la imagen: I. Rachidi.

Uno de los términos más usados en el mundo a la hora de referirse a locales o sitios donde una persona puede abastecerse de cannabis es el término «coffeeshop». Pero… ¿qué son los coffeeshops en realidad y cuál es su história?

Los «coffeeshops» son establecimientos en los Países Bajos donde se permite la venta y consumo de pequeñas cantidades de cannabis bajo ciertas condiciones. Estos lugares ofrecen una variedad de productos de cannabis, como hierba, hachís y comestibles de cannabis, y suelen tener un ambiente relajado y acogedor.

¿En qué se diferencian los «coffeeshops» de las cafeterías comunes?

Es importante destacar que los «coffeeshops» no son lo mismo que los cafés tradicionales, aunque el nombre pueda sugerir lo contrario. En los «coffeeshops» no se sirve café o alcohol, y la venta y consumo de otras drogas están prohibidos. También es importante destacar que los «coffeeshops» solo pueden vender a personas mayores de 18 años y que no se permite fumar en lugares públicos, como en la calle o en los parques.Créditos de la imagen: I. Rachidi.

¿Cómo están permitidos los «coffeeshops» en Ámsterdam?

En 1972, los Países Bajos establecieron una política conocida como «gedoogbeleid«, que significa «política de tolerancia». Esto significa que la posesión y el consumo de cannabis están permitidos en pequeñas cantidades, pero la venta y la producción siguen siendo ilegales. Sin embargo, el gobierno holandés decidió no hacer cumplir la ley en los famosos «coffeeshops» de Amsterdam que venden cannabis, siempre y cuando estos lugares cumplan con ciertos requisitos, como no vender a menores de edad y no vender otras drogas.

Los «coffeeshops» se han convertido en una parte importante de la cultura y la economía de Ámsterdam y de los Países Bajos en general, y atraen a muchos turistas de todo el mundo. Sin embargo, es importante seguir las leyes y regulaciones locales y respetar la cultura y la gente del lugar.

¿Qué futuro les deparará a los «coffeeshops» en Ámsterdam ?

La opinión pública en Amsterdam sobre los «coffeeshops» y la política de tolerancia hacia la marihuana es diversa y compleja. Algunos residentes y grupos políticos apoyan la política actual y consideran que los «coffeeshops» son una atracción turística importante que aporta beneficios económicos y reduce el daño asociado al uso de drogas, mientras que otros se oponen a la presencia de los «coffeeshops» y argumentan que pueden tener efectos negativos en la seguridad y la salud pública.

En los últimos años, ha habido un debate sobre la política de tolerancia hacia la marihuana en los Países Bajos y la posibilidad de que se cambie la política actual. Algunos argumentan que se debería reducir el número de «coffeeshops» o incluso eliminarlos por completo, mientras que otros argumentan que la política actual debería mantenerse y fortalecerse.

En cualquier caso, la opinión pública sobre los «coffeeshops» en Amsterdam y los Países Bajos en general es compleja y varía según la perspectiva de cada persona. Lo que sí debes tener claro es que a partir de mayo del año 2023, veremos una nueva aplicación a las normas que regulan la presencia de estos locales y que puede marcar el camino a seguir en otras ciudades europeas respecto a las políticas sobre el cannabis y su consumo.

Deja un comentario

es_ES